instalaciones

Villa Residencial Espíritu Santo es un chalet independiente de cuatro plantas construido en 1996 y reformado en su totalidad en 2010, con capacidad para 31 residentes.

El centro dispone de 16 habitaciones individuales y compartidas, completamente equipadas con camas geriátricas robotizadas con colchones antiescaras y barandillas, teléfono, televisión, y sistema de llamadas enfermo-enfermera centralizado e informatizado.

Igualmente consta de un amplio salón y salas de estar, asi como un comedor completamente acristalado con vistas a las zonas verdes.

Para garantizar el esparcimiento y libertad de los usuarios, en Centro tiene más de 3.000 metros de jardines con zonas de bancos y amplias terrazas donde podrán sentarse a tomar el sol y pasear disfrutando de los días soleados.